Voces desde el más allá de la historia

Voces desde el más allá de la historia
De la contraportada de Voces desde el más allá de la historia, alusivo a Isabel II.

martes, 15 de marzo de 2016

La huella de la república en la monarquía




Felipe VI el día de su proclamación, junto a su padre, Juan Carlos I

Con respecto a la abdicación de Juan Carlos I, escribía Isabel Burdiel: 


Para ser un país que durante mucho tiempo ha sido considerado como “esencialmente monárquico” son muchas abdicaciones. Para ser un país “naturalmente republicano” son también muchas las restauraciones.1


Con todos mis respetos hacia esta gran investigadora e historiadora, restauraciones solamente hemos tenido dos, después de sendas repúblicas. La de 1875 con Alfonso XII, presunto hijo de Federico Puig Romero, cuyo asesinato tuvo bastante peso en el momento de surgir la primera república en 1873, lo cual obvia incompresiblemente Isabel Burdiel, que da como causa de la abdicación del rey Amadeo de Saboya su negativa a hacer uso de la prerrogativa regia. Extraña omisión comete al no citar el motivo por el cual sería necesario el uso de dicha prerrogativa, que puede averiguar cualquiera que consulte hemeroteca: el conflicto artillero surgido por la rememoración de los asesinatos de 1866, lo que lleva a su abdicación y la primera república el 11 de febrero de 1873.



Amadeo de Saboya
Cuartel de San Gil el 22 de junio de 1866



100 años después de la primera restauración se produce en 1975 la impuesta por el dictador Franco después de 36 largos años de dictadura iniciados tras acabar la guerra civil que dio triste fin a la segunda república surgida democráticamente, quitándosele de un plumazo la oportunidad de seguir su propio camino, con sus aciertos y errores. Se abortaba sin más la democracia que llegaba por primera vez en la historia de España. La monarquía restaurada, evidentemente no es democrática, por mucho que se le añada este adjetivo. Lo será cuando tengamos todos opción de elegir libremente si queremos ese sistema de estado o el que fue arrebatado a la democracia española en 1936. Mientras esto no se produzca, la restauración monárquica actual es herencia de una dictadura. ¿Por qué entonces se mantiene?


El dictador Franco junto a Juan Carlos Borbón, impuesto como su sucesor

Según César Noragueda2,  en la actual Europa apenas sobrevive la monarquía en 12 de 49 países (24,5%): Reino Unido, España, Noruega, Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, los pequeños estados de Liechtenstein, Mónaco y Andorra, y la Ciudad del Vaticano. Me tomo la licencia de citar textualmente su reflexión acerca de la defensa del pensamiento republicano frente al monárquico:


La respuesta de los republicanos a las proposiciones monárquicas son que un país no necesita personalizar su identidad histórica en un individuo o en una familia, y la continuidad del propio Estado basta para ello, tal como ocurre en el 75% de los países del mundo; que como figuras simbólicas no pueden garantizar de una manera en verdad activa la unidad territorial, sobretodo si los separatistas detestan precisamente los símbolos. Para comprender la persistencia de las monarquías en Europa hay que entrar de lleno en el debate entre monárquicos y republicanos estatales; que no se puede considerar a nadie representante legítimo de un país en el extranjero si no ha sido elegido democráticamente por sus ciudadanos ni deberíamos aceptar mantenerlo con dinero público por la misma razón; y sobretodo, que es completamente irracinal que la Jefatura del Estado sea hereditaria, pues no hay garantías de la idoneidad para el cargo de sucesores cosanguíneos no sometidos al escrutinio de unas elecciones democráticas y que encima la ley les garantice que no puedan ser procesados si cometen algún delito. Los argumentos parecen bastante claros, tanto como el blindaje de nuestro actual sistema de estado impuesto que además goza del control de los principales medios de comunicación que trabajan a su servicio. Afortunadamente Internet tiene bastante que decir, y nada permanece estático en la sociedad que evoluciona; ni siquiera la monarquía.




1 Isabel Burdiel, Modos de abdicar, El País, 18 de junio de 2014.


 César Noragueda, Por qué persisten las monarquías en la Europa del siglo XXI,  1 de julio de 2015.http://hipertextual.com/2015/07/la-persistencia-de-las-monarquias-europeas