Voces desde el más allá de la historia

martes, 15 de noviembre de 2016

Caricias rotas



Un entusiasta de Voces desde el más allá de la historia es sin duda Paco Arenas, a quien su afición a la historia le ha llevado a acompañarme en las presentaciones de mi libro. Asimismo, yo he intervenido en dos de las presentaciones de Los manuscritos de Teresa Panza, de éxito bien merecido. Ahora nos sorprende con Caricias rotas, su nuevo libro, que será presentado el próximo 27 de noviembre en el Ayuntamiento de San Clemente (Cuenca). En esta novela su protagonista, Aurora, en cierto modo viene a ser el contrapeso de Teresa Panza, no solo por los siglos que las separan, sino porque Aurora, rozando ya el nuevo milenio, vive situaciones totalmente contrarias a la liberalidad y desenfado de su predecesora cervantina.




El drama de Aurora comienza cuando se enamora de Joaquín. Muchacha bella, ingenua y de pueblo, se convierte en víctima de su maltrato sin saber que lo es, porque todavía no existía la conciencia actual sobre este tema y denunciar agresiones del marido era algo impensable, al considerarse esta violencia dentro del hogar como algo tolerado e incluso a veces justificado.

Joaquín alterna los estados de marido solícito y amoroso con episodios de brutalidad sobre Aurora, que acepta sumisa negando esta realidad por diversos motivos: la manipulación de Joaquín, la educación recibida y el miedo a enfrentarse a la presión social. A lo largo de la novela se viven escenas de extrema crudeza que hieren la sensibilidad del lector y alcanzan un clímax donde la tensión trepidante se resuelve de modo inesperado.

Conociendo al autor y su esfuerzo en luchar por la defensa de los derechos humanos y contra la injusticia, estoy segura de que le ha costado tanto trabajo escribir estas dramáticas escenas como a mí leerlas porque hieren la sensibilidad a causa de su extrema dureza. 

Veo en Aurora, no solo una reivindación de mujeres que pueden estar viviendo casos semejantes, sino de hechos y situaciones tolerados por nuestra sociedad sobre los que aún no existe conciencia colectiva para rebelarse. Lamentablemente, todavía hay muchas Auroras que aún no han visto la luz para salir del túnel, y esta novela nos invita a reflexionar acerca de ello. Enhorabuena, Paco.